Redacción: Elvira Romero / Practicante de Comunicaciones L.O.O.P.

Un planeta #SinContaminación PorPlásticos

Hasta hace poco para mi, todo transcurría tal cual lo he conocido en esta última década. Pero hoy, en un día cualquiera, miro a mi entorno y reconozco un problema; un problema del cual soy parte. ¿Y cuál es? Probablemente hayan escuchado de ello en las últimas semanas: la contaminación plástica. Además, este es el tema central del Día Mundial del Medio Ambiente 2018 bajo el lema: ‘‘Un planeta #SinContaminaciónPorPlásticos’’.

Este problema captó mi atención desde que inicié mis practicas en L.O.O.P. y a medida que investigaba sobre el tema encontré información que resultaba inimaginable. Leí en el reporte de NPEC (2017), que para el 2050 habrá más plástico que peces en el mar y vi un video que ilustraba como las micropartículas de plástico se transmiten a través de la cadena alimenticia (How much plastic is in the ocean [1]). Por último, revisando noticias llegué a un titular impactante ‘‘muere una ballena tras ingerir 80 bolsas de plástico en Thailandia’’.

Cada pequeño dato caló en mí. Entendí la razón por la cual L.O.O.P viene trabajando desde su fundación: el plástico nos está desbordando y el principal componente de esta problemática son los plásticos de un solo uso: bolsas, cañitas y vasos descartables. Estos tienen un efecto dañino para el medio ambiente, mi salud y la de los demás seres vivos al ser elementos que se acumulan como desechos y llegan fácilmente al mar.

Limpieza de la Playa Carpayo

Siendo consciente del problema y, a su vez, testigo de esto me pregunté: ¿Qué haré ante ello? Este 05 de junio, participé junto a L.O.O.P y HAZla por tu Playa en la limpieza de la playa Carpayo en el Callao, como parte de la celebración de este último Día Mundial del Medio Ambiente. Carpayo es una de las playas más contaminadas por plásticos y otros desechos marinos en nuestro país. Entre las piedras, encontramos una variedad de trozos pequeños y grandes de plásticos que provenían de bolsas, envolturas, etiquetas, envases, juguetes y otros elementos difíciles de identificar. La recolección era compleja por la profundidad a la que podían llegar los pedazos de plástico entre de las piedras. Sin embargo, se logró una recolección exitosa gracias a la participación de más de mil voluntarios y diversas organizaciones.

Nuestra directora, Nadia, junto a Marysol y Nicolás coordinadora y fotógrafo respectivamente, de nuestro voluntariado HAZla por tu Playa.

Leo Heileman representante de la ONU en su discurso de cierre, explicó que no solo basta con emprender iniciativas de limpieza sino de ser conscientes de como podemos ser parte de la solución cambiando nuestros hábitos. Con tal acción, lograríamos que nuestras playas no presenten tal panorama de contaminación. Tiene sentido, ¿no creen? Las limpiezas de playa evidencian el problema y si no conocemos qué sucede con nuestras playas ¿cómo podríamos cambiar nuestros hábitos de consumo? ¿cómo podríamos cambiar el impacto negativo de la contaminación por plástico? Sin información caminamos como ciegos en medio del caos; mejo dicho: en medio del plástico.

Foro Océanos Limpios y Productivos

Luego de la limpieza, pude participar del ‘‘Foro Océanos Limpios y Productivos’’ que se llevó a cabo en la Fortaleza del Real Felipe del Callao. Allí,  L.O.O.P, junto a su aliado B-GREEN, presentó la investigación sobre micro partículas de plástico encontradas en productos de higiene y belleza de supermercados del Perú.

Nadia Paredes de L.O.O.P. y Micaela Venancio de B-Green presentando la investigación sobre microplásticos en fuentes domésticas.

Menos Plástico, Más Vida con Tottus

Finalmente, para cerrar el día, el equipo de L.O.O.P, fue parte de una activación en una tienda de Tottus. Este supermercado implementó un cambio para reducir su huella plástica: dejó de ofrecer bolsas gratuitas de PEAD (polietileno de alta densidad) para ahora ofrecer bolsas hechas de almidón de maíz en una de sus tiendas de Miraflores. La labor del equipo L.O.O.P. fue concientizar a los clientes sobre la importancia de reducir el consumo de bolsas de plástico de un solo uso y, sobre todo, acerca de cuánto podrían ellos sumar al cambio.

Desde mi experiencia, lo vivido me llevó a entender que el medio ambiente necesita de mi ayuda; y, por eso, desde hoy me he comprometido a realizar pequeños gestos que generen un impacto positivo; como por ejemplo: utilizar mi bolso reutilizable para las compras.

Elvira Romero (¡yo!), Nadia Balducci, Marysol Naveda y Micaela Venancio.

A ti te pregunto: ¿Cuál es tu compromiso? vamos a ser mas conscientes con nuestro estilo de vida e inspiremos a los que nos rodean. Lo que hacemos por el medio ambiente, lo hacemos para ti y para los demás; porque todos somos un todo: una coexistencia.

Los invito a permitirse participar de una próxima limpieza de playas, de un próximo foro, de una próxima activación. Seamos voluntarios y agentes de cambio. Si trabajamos en conjunto, la siguiente vez no estaremos hablando de la problemática de una contaminación por plástico en nuestros mares y ecosistemas, si no sobre lo mucho que hemos avanzado.

[1]

Comparte este artículo en: